Clases de snowboard en Sierra Nevada

Las clases de Snowboard en Sierra Nevada que impartimos son clases particulares. Con este tipo de clases la calidad de la enseñanza y el aprendizaje es superior respecto a las clases en grupo. En nuestras clases de Snowboard en Sierra Nevada estarás en manos de profesionales de este deporte, titulados según las exigencias autonómicas y estatales para realizar clases de iniciación y perfeccionamiento del alpino, fuera de pista y freestyle.

Clases de Snowboard en Sierra Nevada

Clases de Snowboard en Sierra Nevada.

Si no sabes cómo tienes que ir equipado para acceder a la estación y recibir clases de Snowboard en Sierra Nevada, nosotros te asesoraremos. Éstas son las cosas básicas que debemos tener en cuenta: ropa adecuada, gafas con protección UVA de sol o ventisca, guantes y/o manoplas, casco (recomendable) y, por supuesto, el material de snowboard (tabla y botas).

Si necesitas material de snowboard en alquiler, trabajamos con un servicio que está en la plaza principal, junto a los telecabinas de acceso y taquillas.

Clases de Snowboard en Sierra Nevada

Aprender snowboard no es fácil. Es más sufrido que el esquí y es más que recomendable tomar clases con un instructor de snowboard. En ellas aprenderás todo lo básico: frenar (lo más importante para comenzar a descender), aprender el inicio, a saber cómo funciona una tabla, porqué y cómo gira una tabla, aprender a tomar y seleccionar remontes, elección de la pista, seguridad, etcétera…

Peligros del snowboard

El snowboard es un deporte peligroso ya que el medio donde se practica es la alta montaña. La velocidad sin control es un factor muy importante, por eso es imprescindible saber controlar la velocidad y la frenada; algo que enseñamos en las primeras clases de snowboard en Sierra Nevada de iniciación.

Uno de los mayores peligros que tiene una tabla es el contra-cato. Es una acción involuntaria que hace que se clave la parte contraria de la tabla de snowboard y haya una frenada brusca. Esto conlleva el salir despedidos o comernos la nieve, tanto de frente como de espaladas. Así que apúntate este dato y toma clases de snowboard en Sierra Nevada.